Para el hombre escribir es una necesidad, es parte de su existir
armandogmunoz  
 
  Las dos orillas 13-12-2017 18:57 (UTC)
   
 
Las dos orillas
Ustedes, los que tuvieron la suerte de salir muchos, antes de la fatídica jornada, algunos en los primeros tiempos, otros en el transcurso de los días, meses y años posteriores, pero lo lograron en los primeros diez o quince años se sienten pioneros en el lugar que llegaron, fueron exploradores, conquistadores, constructores de ciudades, iniciadores de vida, hablan de los que tuvimos la desdicha de llegar más tarde, que al lograrlo, estaba todo hecho, que para nosotros, todo ha sido fácil, ustedes se sienten orgullosos de la obra realizada, mientras nosotros en la otra orilla hacíamos lo contrario, destruíamos. ¿Crees que fue fácil para nosotros los años que pasamos? Conociste los campamentos de verano, yo las escuelas al campo, fuiste a Disney, yo al parque Lenin, no sabes cuánto ganaste, no imaginas, lo feliz que fuiste.

 

Si es cierto, cuando ustedes llegaron no se hablaba español, no existía, ni radio, ni televisión latina, se vieron obligados para su propio beneficio de aprender el idioma, pero hoy disfrutan del resultado, hablan ingles cuantas puertas les abre en el trabajo o en cualquier lugar donde nosotros chocamos con la barrera idiomática, “con el difícil”, más nosotros en la otra orilla veíamos programación en español pero, de confección soviética, alemana, búlgara y demás países del campo socialista y nos enseñaban ruso, como segunda lengua, mientras ustedes leían hazañas de superman, conocí a Elpidio Valdez, tu veías historias de Batman, La Mujer Maravilla, El Llanero Solitario, mi infancia la compartí con Amigo y sus amiguitos, con el Tío Stopia, Nacho Verdecía, el payaso alemán Ferdinando, contigo en tu barco, en tu avión, cargaste con la mejor música cubana, contigo vino Celia, Daniel Santos, Olga Guillot, Olga Y Tony, Membiela, Contreras, Vallejo, los perdí nos los conocí en la radio nunca los escuche, los prohibieron en castigo a su ilusión, para mi quedo Celina, el Bola, Pacho Alonso, Pello “el afrocan”, los Veloz, los Van Van, mientras sus planes no incluyeran partir en un viaje sin regreso, si alguien cambiaba de orilla caía en el agujero negro del olvido. Viste surgir a los Stefan, conociste los primeros acordes de Chirino, mientras yo los descubrí un poco tarde en cintas mal copiadas, pasadas de mano en mano, entradas de contrabando, conocí a Silvio a Pablo, Moncada, me perdí los mejores momentos de The Beatles, Led Zeppelín, Chicago, Who, solo tuve a escondidas a Los Dadas, Los Magnéticos, Los Almas Vertiginosas, piquetes o guerrillas que perseguíamos de sábado en sábado por toda la ciudad, escuchando canciones que creíamos conocer, cantadas por “el conde” en un ingles, que sería la muerte de Shespekeare, si logra resucitar, una de esas noches...

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Publicidad
Hoy habia 5 visitantes (32 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=